Haga combinación con una ropa. Una buena manera de combinar las ropas es elegir una cosa y luego arreglarla por completo. Usualmente, esto es parte de presentar las características, pero no es absoluto.

Un ejemplo: si desea destacar un hermoso collar, puede usar una sencilla camiseta sin cuello de color neutral, que resaltará el collar. Puede usar jeans y zapatillas planos en la parte inferior de su cuerpo. En este caso, el collar se convierte en la parte más importante del vestido general, y ninguna otra parte será más atractiva que él.

También puede combinar con un color específico. Por ejemplo, todos los días te pones la misma cosa roja todos los días, luego la mezclas alrededor de esta cosa y luego puedes mezclarla en verde la próxima semana. Por ejemplo, puede usar un vestido rojo corto con una camisa negra, polainas azul marino, botas negras y joyas azules.

Elija su propio “uniforme”. Esto significa que puede elegir dos o tres conjuntos básicos que le gustaría usar, y luego usar esto como la base y cambiar los detalles de la decoración. Estas combinaciones deberían ser las que te hagan sentir más cómodo.

Por ejemplo, encontrará que tiende a combinar con lo siguiente: jeans pitillo (vaquero negro), diferentes camisetas (mangas largas y cortas) y diferentes zapatos (por ejemplo, con un par de botas cortas o zapatos planos). Si usas jeans a menudo, puedes usar la ropa con lo que dicimos arriba y luego enrollarte los pantalones (un buen cambio entre la primavera y el verano).

Puede cambiar entre jeans y suéteres, así como faldas y suéteres. Esto ampliará tus elecciones. El color del suéter se puede cambiar y combinar con diferentes joyas, bufandas y zapatos, pero el principal todavía es un par de jeans con un suéter o una falda con un suéter.

Considera las estaciones. Puede cambiar el estilo de la ropa en el armario según los cambios estacionales (si vive en un lugar con cambios obvios en las cuatro estaciones). Las bufandas y los suéteres más cálidos se pueden usar en el otoño, y las chaquetas más cálidas se pueden llevar en el invierno.

Las botas se pueden usar como zapatos normales para la temporada de frío, mientras que los zapatos planos y las sandalias son más adecuados para las estaciones más cálidas.

Los colores también pueden cambiar con las estaciones. En la temporada cálida, puede usar un color más claro para mantenerlo fresco, o puede usar más patrones florales para combinar con la temporada. Por ejemplo combina camisetas chulas con faldas florales. El color de los puntos brillantes en invierno es mejor, especialmente cuando el área en la que vives es oscura o lluviosa, de modo que tu bufanda dorada brillante o tu vestido rojo puede agregar un toque de color al monótono día.

Puede gastar una gran cantidad de dinero para comprar todos los productos nuevos, así que antes de comprar, primero revise toda la ropa en su armario.